El barrio del Distrito 1

En el «Distrito 1» viven unos 99.525 habitantes. Es considerado como una de las primeras zonas históricas de la ciudad así como su centro económico y político. Nos encontramos frente a zonas desfavorecidas, caracterizadas por la pobreza entendida como fruto de una organización social que excluye, es injusta y discriminatoria, y expresada en la conflictividad y la injusticia social.

Contexto económico

En este contexto, se desarrolló la economía informal, característica indiscutible del Distrito 1, la cual se realiza dentro del sector terciario y de intermediación en los servicios pero también a través de actividades industriales como son los talleres artesanales hasta llegar a verdaderas fábricas. El comercio, el transporte incluso el consumo han crecido a dimensiones apreciables y en algunos casos muy por encima de la actividad formal.
El Distrito 1 se caracteriza también por actividades ilícitas, marginalizadas donde una parte de la población busca su modo de sobreviviencia.
Existe más y más desempleo, subempleo y trabajo ocasional, los cuales no permiten cubrir las necesidades personales y menos aún las de las familias.

Contexto social

Consecuencia de este contexto de precariedad, la desnutrición afecta más que todo a los niños. Las deficiencias en el sistema de salud se manifiestan tanto al nivel de la falta de infraestructuras como de la ausencia de políticas públicas adecuadas y-o realmente ejecutadas.

A nivel de la educación, existe un índice importante de marginalidad y deserción escolar al igual que en todo el país.

Hablar de las condiciones de vida de la población del Distrito 1, es mencionar la lacra que constituye el alcoholismo, a la vez consecuencia y causa de problemas familiares y laborales, de malestar personal y social. Droga licita la mas consumida en la Ciudad de El Alto, el alcohol, genera contextos de violencia mas que todo al nivel intra familiar. Al nivel de los niños y adolescentes de y en la calle, la droga de mayor consumo son los inhalantes y el alcohol.

La violencia afecta principalmente a la mujer pero también a las niñas, niños y adolescentes en los diferentes hogares lo que constituye un factor importante de abandono de hogar y en consecuencia el inicio de una vida de alto riesgo en las calles.

El Distrito 1 se caracteriza indiscutiblemente por la Calle, espacio de diversión, de pseudo libertad, de economía, de recreación pero también de alto riesgo. En este contexto, se encuentra, intercambia y interactúa una gran parte de la población del distrito y habitantes de otros distritos generando una sociabilidad dentro de una sociedad caracterizada por la pobreza y la marginalidad.

Dinámicas populares

En el Distrito 1 como en la Ciudad de El Alto en general, se pueden identificar varias dinámicas populares ya que la población conforma las juntas vecinales, se reconoce en organismos como la Central Obrera Boliviana y-o participa de los movimientos sociales, mas o menos estructurados, dirigidos en contra de la política gubernamental Boliviana. Los últimos acontecimientos de octubre 2003 traducen la importancia y la fuerza de esas dinámicas populares.

La participación no se manifiesta al nivel de las autoridades publicas debido a que esas no abren los espacios de discusión y reflexión necesarios, no incentivan el debate, marginalizando a los ciudadanos y mas que todo a los jóvenes y las mujeres.

En este contexto, las organizaciones sociales locales, conformadas por organizaciones no gubernamentales pero también de grupos de intereses militan en el campo de la participación ciudadana como propuesta de un cambio de sociedad. Existe una conciencia de la necesidad de involucrar a las autoridades locales en el proceso de transformación de la sociedad y de la construcción de una sociedad más justa.


© QuartierDuMonde