logo_qdm_a.gif

Actualidades


22/04/2015 - ¡La incubadora en Causette!

Querida Causette,
Estás ahora Marruecos. ¡Si, sí has oído bien! ¡Te has expatriado hasta Ouarzazate! Te traigo en mi equipaje, y cuidado, no a cualquier sitio. A la Liga Democrática de Derechos de las Mujeres, donde hago prácticas hasta final de mayo, con Gabrielle, una joven militante quebequesa. ¿qué más?
Has participado, con nosotros, en la manifestación contra en incremento de extremistas marroquíes en el poder, la marcha contra la desigualdad hombre-mujer. 80.000 marroquíes hombres y mujeres movilizados en Rabat contra la violencia cometida sobre las mujeres, y los humanos en general. Nunca habíamos visto una movilización similar: una marea humana desbocada lanzando eslóganes con fuerza. La sensación de salir a la guerra, más bien. En resumen, nuestras experiencias como militantes en Francia o Québec, se quedan en nada a su lado.
Pequeña reflexión sobre la condición de las mujeres en Marruecos:
En 2005 el país adoptó una nueva forma de familia en la que destacan muchos avances por los derechos de las mujeres. Al principio, se abolió la obediencia que debía mostrar la mujer casada a ojos de su marido y se puso fin al matrimonio infantil. El divorcio pasó a estar permitido a petición de solo uno de los esposos (sea hombre o mujer) y nos respalda la ley. La poligamia sigue estando permitida, pero solamente con autorización de un juez. A pesar de los innegables beneficios de estos cambios jurídicos, en la practica nos encontramos lejos de poder afirmar que la condición actual de las marroquíes se acerca a la igualdad hombre/mujer.
En la mayoría de los casos los hombres son la principal, sino la única, fuente de ingresos familiar. En caso de problemas en el matrimonio, es muy difícil para las mujeres dejar a sus maridos aunque lo permitan las leyes. La sociedad marroquí sigue marginalizando a las mujeres divorciadas. A esto se le une la dificultad de la mujer de encontrar un trabajo con un salario suficiente para cubrir sus necesidades y llegado el caso, las de sus hijos. La situación de las mujeres solteras en Marruecos es particularmente precaria. El hijo se ha convertido en un símbolo social de “mala gestión” y lleva a la discriminación. Generalmente los padres no reconocen la paternidad y en la mayoría de las ocasiones las madres se ven solas abandonadas por sus familias.
El acto sexual fuera del matrimonio supone una infracción a las leyes de Corán, así como ante el Código Penal. Si, si no se está casado, ¡hacer el amor con tu pareja es un crimen! Se puede incluso pasar unos meses en prisión por eso. Lo que nos da una idea de hasta que punto la sexualidad en Marruecos es un tabú. A pesar de que la píldora anticonceptiva está disponible en las farmacias, muy pocas chicas recurren a ella. Generalmente, los jóvenes marroquís no tienen acceso a educación sexual y a información de calidad sobre la prevención de la concepción…Sin contar que una joven soltera que quiera utilizarla deberá enfrentarse a un duro interrogatorio sobre sus motivos. ¿Qué pasa con el aborto en Marruecos? Es completamente ilegal, incluso en caso de violación o de peligro para la vida de la mujer. El profesor Chafik Chaïrabi, médico marroquí militante contra el aborto clandestino se ha posicionado abiertamente a favor de la legalización del aborto en ciertas situaciones tras la emisión de un reportaje francés “Enviado espacial” ¡Tras esto se le negó el derecho a ejercer!
Volviendo a nuestra manifestación. Desde Ouarzazate hemos atravesado el país para llegar, llenando cuatro autobuses, principalmente de mujeres que están hartas de que se las tome por tontas.

Muchas están en situaciones financieras críticas, y son víctimas de abandono: por ser madres solteras o mujeres divorciadas, otras porque se prostituyen. Su movilización fue total: se organizaron para que les cuidaran a las hijos (y créanos, la participación de hombres a este nivel es bien baja) y para tener comida durante la larga jornada en autobús. Incluso las que no tenían medios, gracias a esta solidaridad, pudieron ejercer su derecho de expresarse, ¡y hacerlo alto y claro! Para muchas de ellas era su primera manifestación.
Te enviamos algunos trazos de este bello momento. También participamos en un concurso de fotografía de la mujer en la ciudad, y esperamos hacer ganar una suscripción a nuestros colegas marroquís de la asociación de esta increíble herramienta de ocio y trabajo. Pero también esperamos, ya que por una vez han podido hablar, ¡que sus voces se escuchen a través de estas páginas!
Muchas de ellas vienen regularmente a la asociación, espacio compartido entre mujeres.
Este organismo feminista tiene como misión ofrecer sustento y escuchar a las mujeres de la región. El equipo de la Liga Democrática de Derechos de las Mujeres también les propone acompañamiento en los trámites legales, administrativos o sanitarios.

Un grupo de movilizó en torno a un proyecto común: crear una actividad económica social y solidaria. Tras varios debates han acordado trabajar en la apertura de un restaurante que pretende ofrecer nuevas oportunidad de trabajo a mujeres solteras o divorciadas.

¿Y nosotros, qué pintamos en esto? Participamos en el proyecto actualmente llamado La incubadora de economía social y solidaria. Este proyecto que ha sido desarrollado con el organismo Barrios del Mundo, ofrece un espacio donde las mujeres juntas puedes reflexionar y cambiar su situación. En este contexto, pueden identificar sus respectivas competencias y forjar un proyecto colectivo generador de ingresos. Del mismo modo, se pone a disposición de las mujeres las herramientas necesarias para la creación de este tipo de proyectos, creando un entorno de transmisión de conocimientos, en términos económicos, y también de solidaridad. Durante los encuentros en la incubadora pueden debatir las injusticias que a sus ojos presenta la actual sociedad marroquí. Se puede convertir también en un espacio donde imaginar que otro mundo es posible y donde trabajar todas juntas para transformar el lugar en el que vivimos.

Nuestra fuerza: la movilización de las mujeres en los talleres de trabajo. Trabajamos con las mujeres en dar autonomía a su proyecto dos veces en semana. Para ello, volvemos juntos a nuestra propia autonomía en su vida de mujeres en Marruecos.
Bajo un foro de teatro y mediante puestas en practica de situaciones cotidianas, tratamos de concretar y hacer palpables los conceptos que para nosotros, mujeres educadas en occidente, nos parecen evidentes, a mujeres que generalmente son analfabetas.
Los conceptos con los que trabajamos son “igualdad de género”, “autonomización”, “solidaridad”, poner de manifiesto “relaciones de poder” presentes en la vida cotidiana, etc…
Aplicamos los métodos de trabajo entorno al “leadership” del “empowerment” femenino.
Paralelamente a este trabajo de emancipación, se estudian los conceptos de “economía” y “competencia” de “trabajo solidario” y se crean asociaciones en la cámara de comercio en relación a la transmisión del verdadero saber hacer en términos empresariales.

Pues ya está, Causette. Si el corazón te lo pide, eres bienvenida a escribir un artículo sobre estas súper-mujeres y hacer que se hable de ellas.
Buscamos financiación para llevar a buen puerto nuestro proyecto de incubadora principalmente para conseguir un local, responder a las necesidades del colectivo, etc. Para ello vamos a crear un enlace “kisskiss bankbank” que permita a los que lo deseen ayudarnos en este súper proyecto anti-tontas. Si estás de acuerdo en compartir esto con nosotros, sería genial que compartieses este enlace con tus súper lectoras.
Te mandamos miles de besos desde Marruecos y nos despedimos, ¡hasta pronto!

Léa y Gabrielle


Documentación

Pdf


© QuartierDuMonde