logo_qdm_a.gif

Actualidades


28/11/2017 - El camino femenino en las artes marciales

Archipelia, París. Conferencia-debate 28 de noviembre de 2017.

Para el día internacional de la violencia contra las mujeres que tiene lugar el 25 de noviembre de 2017, el alcalde de París propuso el siguiente tema: "El acoso sexual y el sexismo en el deporte".
Las mujeres de "Lunes de Mujeres Solidarias" invitaron a Anne Ducouret, directora del Dojo del este parisino, quinto Dan y maestra de Aikido, para hablar acerca del lugar de la mujer en la práctica de este arte marcial japonés. Tres de sus estudiantes la acompañaron en una demostración explicativa de los principios del Aikido.
Anne recordó que el Aikido ya había nacido antes de la Segunda Guerra Mundial en una sociedad tradicional patriarcal donde el lugar de cada persona estaba determinado por su género. En la actualidad, aún son pocas las mujeres que acceden a grados elevados, pero son aceptadas como “excepción”. Sin embargo, parece que la nueva generación abre otras perspectivas.
El Aikido trata de canalizar la energía presente durante un ataque. En el estudio, se es alternativamente atacante y defensor(a). Este cambio de papel permite experimentar la acción y la percepción, además ofrece el medio para superar la división entre hombres y mujeres. Pero Anne aclara que, si el maestro no está atento, un hombre adulto o un muchacho utilizará constantemente, frente a una compañera, la técnica reproduciendo las relaciones sociales de dominación. Como mujer a menudo tuvo que ser paciente y esperar a que su oponente estuviera 'cansado' para ganar y demostrar su dominio del arte.
A la pregunta, “¿el Aikido permite defenderse contra una agresión?”, Anne respondió que no, y agregó que se trata de un arte marcial con sus normas y no de un deporte de defensa personal. En cambio, una de sus alumnas expresó que la práctica del Aikido le había permitido superar el miedo originado por una agresión.
La palabra “Aikido”, en japonés, se forma por tres ideogramas: Ai - Ki - Do, que significan literalmente: Ai: la armonía, la coordinación, la unión. Ki: la “fuerza de vida”, la energía. Do: el estudio, la investigación, la vía. Se traduce como “camino de la unificación de la energía”.
Para Anne, lo que cobra sentido en su práctica del Aïkido es este camino que cada persona debe emprender para intentar solucionar de manera creativa y constructiva dos fuerzas que se oponen: Yo contra él-ella, la vida contra la muerte, dominar o ser dominado, asesinar o ser asesinado. Esta vía en la cual, más allá de la técnica, lo importante es comprometerse. En su Dojo/escuela esto es lo que ella quiere transmitir.


Documentación

Pdf


© QuartierDuMonde